“Una boda que seguro no dejó indiferente a ningún invitado: diferente, atrevida y sobre todo muy divertida y original”.

 

Y dónde mejor que en Toledo para celebrar una boda internacional de Roberto, Madrileño de corazón Conquense, con el amor de su vida Lorena, de origen Venezolana y afincada en Madrid.

Y digo bien que dónde mejor, porque Toledo (además de por el acero y sus muchas otras bondades) es conocida por el cruce de las 3 culturas que coexistieron en España, la Cristiana, la Árabe y la Judía. Es por ello que no se me ocurre un lugar mejor para celebrar una boda así que en esta ciudad, donde asistieron invitados de casi todos los rincones del planeta.

 

“The family & friends meeting event”

 

La noche anterior a la boda se hizo lo que yo llamo “el encuentro de familia y amigos” en el casco antiguo de Toledo. Un detalle por parte de los novios pues como fotógrafo de bodas, y por experiencia de otros eventos, veo fundamental que en bodas donde no se van a ver muy a menudo las familias y amigos, se realice un acto informal el día antes de la boda donde se encuentren y compartan experiencias, vivencias y alguna que otra copa de vino, pues de cara al día de la boda hará que la gente esté mucho más unida si cabe.

Fue una cena informal donde la comida, la bebida y sobre todo las risas y el buen rollo hicieron que pareciese que se conocieran de toda la vida. Pasamos un rato increíble en un rincón Toledano maravilloso, que propició un ambiente distendido para que todos terminaran conociéndose un poquito más, se unieron lazos y por supuesto y creo más relevante, sirvió para relajar los nervios antes del gran día.

 

“Los preparativos previos a la boda”

 

Decidieron alojarse, hacer los preparativos de la boda y cambiarse en el mismo sitio los dos; un maravilloso Hostal en la entrada principal al casco historio de Toledo: el Hostal Puerta Bisagra, con un personal que nos atendió con una amabilidad exquisita y nos facilitó mucho el trabajo dándonos acceso desde el primer momento a todos los rincones del Hostal.

Como fotógrafo de bodas, siempre que me preguntan recomiendo que la pareja se cambie en el mismo lugar (aquí podéis ver un artículo que escribí sobre ello ¿dónde me cambio el día de la boda?) puesto que son muchas las ventajas, y es aquí donde empieza la aventura del día de la boda…

Roberto arrancó el día desayunando con su cuñado Keith para luego ir juntos a una barbería de la zona nueva de Toledo. Más tarde se fue a tomar algo con la familia pues al ser la boda de tarde, siempre hay más tiempo para disfrutar de la familia y amigos.

Puesto que querían una boda muy de su estilo y nada protocolaria Roberto decidió vestirse con un estilo muy personal boho/vintage de Zara.

 


 

Por otro lado Lorena empezó el día rodeada de su familia, para a continuación ir con su hermana Verónica a arreglarse las uñas en d-uñas cerca de la barbería de Roberto.

Más tarde volvimos al Hostal para empezar con los preparativos para realizar el MUA con las maravillosas manos de María, y como viene siendo costumbre en mis bodas nos lo pasamos en grande. Por supuesto dejó preciosa a Lorena (podéis contactar con ella aquí María Trojaola) he de decir que es una profesional como pocas.

Al igual que Roberto, Lorena se decidió por un estilo boho/vintage y un vestido precioso de Rosa Clará con unos zapatos de Uniqshoes y un tocado precioso de vi&bi.

 

 

“El First Look”

 

Algunos me habéis preguntado que es un “fist look” o “encuentro”, pues exactamente lo que hizo esta pareja. Querían estar con sus invitados en todo momento, sin tener que irse a hacer una sesión de posados y estar pendientes del reloj para ver cuando volvían al cocktail, por lo que en el mismo Hostal organicé el encuentro de la pareja antes de casarse. Disfrutaron de lo lindo y tuvieron la oportunidad y el tiempo de desmenuzar sus trajes y contarse que tal había ido la mañana…

 

 

“La ceremonia”

 

Ya nos dirigimos a la localización donde tendría lugar tanto la ceremonia como a continuación el cocktail, aquí se ha rodado parte de la famosa serie de TVE “Cuéntame cómo pasó” Finca Loranque, con unas instalaciones amplias y un personal atento donde los haya. La zona habilitada para la ceremonia es preciosa y está cuidada al mínimo detalle.

La ceremonia la oficiaron unos “curas” un tanto diferentes a lo que estamos acostumbrados los fotógrafos de boda, he de reconocer que dieron mucho juego y amenizaron esta parte del día.

 

“El banquete y la charanga”

 

A continuación nos dirigimos a una de las plazas principales de la finca, una zona donde se desarrolló el resto del evento con diferentes ambientes para el catering, la cena y la fiesta y una decoración sencilla.

Como bien llevo diciendo durante todo el post, fue una boda diferente desde el principio, y es que en una boda con tanta diversidad cultural no procedía sentarlos en mesas y que estuvieran distantes los unos con los otros, todo lo contrario, Lorena y Roberto tenían claro que querían que todo el mundo se relacionase entre si, y que mejor forma que tanto el catering como la cena fueran de pie, donde todo los invitados se entremezclaban y hablaban con todo el mundo.

El broche lo puso una charanga que contrataron y que a lo largo de la velada salió a amenizar en varias ocasiones a los invitados, donde conocieran o no la música, les gustara o no, todo el mundo se animaba a bailar y disfrutar de algo tan “atípico en una boda”.

 

 

“La fiesta”

 

Ya al final de la noche, nos dispusimos a terminar de dar todo lo que nos quedaba de energía de un día tan largo y maravilloso, viendo bailar a esta pareja tan autentica en su baile inaugural, para a continuación invitar a todo el mundo a unirse a la fiesta, que se alargo hasta altas horas de la madrugada…

 

 

 

¡¡¡Roberto, somos amigos desde hace muchos años y desde que me llamaste para decirme que teníais claro que queríais que fuera el fotógrafo de vuestra boda, yo sabía que el reto iba a ser mayúsculo, pero sabíamos que como siempre daría el 100% para que tuvierais el mejor reportaje de boda que una pareja pudiese tener y por las reacciones y los comentarios al entregaros tanto el trabajo como los álbumes, así me lo habéis confirmado!!!

¡¡¡Lorena, tener la oportunidad de conocerte mejor a ti y a tu familia, ha sido una experiencia maravillosa, sois una familia ejemplar aún estando en la distancia que os separa, estáis más unidos que la mayoría de familias que viven juntas, un placer de los de verdad veros juntos!!!

No dejéis de viajar, no dejéis de soñar, no dejéis de ser como sois, cada uno a su manera es increíble, pero juntos… juntos sumáis ¡¡Nos vemos pronto “bellos”!!

 

¿Te casas? Hablemos…

 

“El equipo”
Sergio López
María Tornero